a

¡El verano ya está aquí! La estación del año más calurosa del año ya ha llegado para quedarse. Comienzan las vacaciones laborales a lo largo de los meses de julio y agosto, al mismo tiempo que los niños se despiden de la escuela hasta septiembre. No todas las celebraciones tienen que tener como fin la playa y la piscina.

La sala polivalente de Eventos Metropolitano cuenta con climatización adecuada para no pasar calor en los días de verano. Además, tiene muchas posibilidades y uso en los que puedes emplearla. Hacemos una pequeña recopilación para que veas que la época estival también es un buen momento para utilizarla.

Aprovecha nuestra sala también durante el verano

Reuniones de trabajo: el trabajo nunca descansa, ni siquiera los meses de verano. Aunque haya gente que se va de vacaciones, el resto tienen que mantenerse en la empresa como en cualquier otra estación del año. Si no encuentras un lugar adecuado o se ha roto el aire acondicionado en tu oficina, la nuestra estará bien aclimatada para ti.

Cenas con amigos: cuando tienes un grupo de amigos muy grande, salir a cenar a un restaurante puede resultar muy caro. Aprovecha que nuestra sala cuenta con una cocina completamente equipada. Queda para cenar con tu grupo de gente más cercano y pasa un rato agradable con la mejor compañía.

Comidas con la familia: si tienes una familia muy grande, meter a todos en una casa en pleno verano es un error. El calor puede ser muy agobiante y sobre todo si sois muchos. En Eventos Metropolitano encontrarás sillas, mesas y una cocina equipada para reuniros a comer con todos los miembros que quieras.

Celebraciones de cumpleaños: aunque te apetezca hacer una fiesta infantil en la calle, el calor puede convertirse en un problema. nuestros sistemas de aire acondicionado, harán que la fiesta de cumpleaños se convierta en todo un éxito. Invita a todas las personas que quieras y disfrutar de la compañía sin preocuparos de nada más.

Talleres interesantes: el verano es una época del año con más tiempo libre. Si no sabes en qué invertirlo, monta tu propio taller o acude a alguno para aprender cosas nuevas. La imaginación es todo lo que necesitas ya que hay talleres de todo tipo: pintura, escritura, ganchillo, teatro, videojuegos, lecturas…